Descripción

 
Este proyecto, de clara inspiración andalusí, resulta un claro exponente de máxima personalización del paisaje en el que, un terreno en desuso, se convirtió (en consonancia con el estilo paisajístico que lo inspira), en muestra de distinción y orgullo para quienes lo poseen.
 
El agua, como elemento primordial del jardín, aparece exaltada en esta composición tanto de forma estática, contenida en un estanque, como en movimiento, circulando por los canales y saliendo de surtidores, ofreciendo un fondo sonoro y un contraste dinámico.
 
La superficie solada, que permite deambular y acercarse a alguna de las bancadas desde las que contemplar el juego de luces que ofrece las láminas de agua y que, a su vez, flanquean un surtidor en el que la pizarra natural aporta un toque de color y contraste en cuanto a texturas, junto a las esencias que desprenden una vegetación circunscrita a largos parterres situados en el lateral, definen este jardín sumamente sensorial, que se convierte en elemento circundante que enmarca y realza los atributos de la vivienda.