Descripción

 
El diseño de este jardín, situado en la zona Norte de Madrid, se afrontó teniendo en cuenta las premisas formuladas por la Propiedad y que hacían referencia, fundamentalmente, a los siguientes aspectos: creación de un espacio destinado al ocio, establecimiento de una zona de relax con muebles integrados e incremento del nivel de privacidad.
 
En este sentido, se diseñó un espacio en dos niveles, flanqueados por dos bancos-jardinera de obra que delimitaban el acceso desde una zona de comedor, comunicada con la vivienda, al área destinada propiamente al descanso. Una cama de exterior (diseñada y ejecutada por Arquitectura Vegetal), se funde con el ambiente al estar revestida del mismo material (césped artificial), que la alfombra verde que delimita el espacio dedicado a la lectura con dos tumbonas y sendas mesitas a juego, así como un gran Prunus que se erige como único refugio frente a los rayos solares.
 
Enmarcando este espacio, un muro de obra coronado por madera tecnológica, al igual que la tarima del suelo, se alzó aportando elegancia y armonía y, sustituyendo la antigua malla de simple torsión, dotó al espacio de mayor distinción al tiempo que lo ocultaba de miradas ajenas.