Descripción

 
La reforma de este jardín, situado en la zona Norte de Madrid, comprendió la remodelación total que pusiera en valor un espacio que se encontraba prácticamente en desuso y que requirió la realización de números trabajos de albañilería y electricidad, junto a los propios de jardinería.
 
Así, la gran piscina se transformó en una preciosa alberca con caño de agua incluido, revestida de pizarra negra y piedra ornamental en el piso que, junto con una cuidada iluminación, aporta un toque de sonoridad al ambiente.
 
Se crearon, asimismo, dos espacios diferenciados destinados, uno de ellos, a la plantación de especies tropicales y el otro a la creación de una gran sala de estar en la que un gran banco de obra rodea un bonito ejemplar de olivo, que constituye la única referencia local de una gran habitación verde que en sus formas y colores homenajea, deliberadamente, a un Caribe que se muestra menos lejano en este jardín.